Cómo proteger a tu perro del calor


En verano es momento de disfrutar del sol, calor, del mar y de los paseos al aire libre con nuestro perro. Pero hay algunas cosas que debemos saber para proteger a los perros del calor y; de las altas temperaturas ambientales y la luz solar.

La piel de nuestro perro es sensible al sol

La piel de los perros, aunque protegida por el pelaje, es bastante sensible a la luz solar y, por tanto, puede provocar quemaduras térmicas al animal tras una sobreexposición al mismo.

Los perros con pelo muy corto y fino y los perros con pelo blanco se consideran especialmente sensibles. También las áreas del cuerpo que no están cubiertas por pelo, como la superficie interna de las orejas, el hocico y el abdomen, son más propensas a sufrir quemaduras por calor.

Los síntomas de las zonas afectadas son dolor, eritema, descamación y ulceración de la piel por lo que es menester proteger al perro del calor.

Además, la exposición repetida y frecuente a la luz solar puede incluso causar carcinoma de células escamosas de la piel, como ocurre en los seres humanos. Por estas razones, se debe evitar la exposición al sol, especialmente entre las 10:00 a. M. hasta las 17:00 p.m. y los perros que viven al aire libre deben tener un lugar con sombra a su disposición.

Proteger al perro del calor

Proteger al perro del calor 

Perros vulnerables al golpe de calor 

Otro problema al que se enfrentan los perros en verano es la alta temperatura ambiente.

Los perros no expulsan el calor sudando como lo hacen los humanos, sino aumentando la cantidad de respiraciones que suelen tomar con la boca abierta ("jadeo"). Esto los hace más sensibles a las altas temperaturas.

Aún mas se deben proteger del calor a los perros de grupos vulnerables como los perros de razas de cabeza corta, como el pug carlino, los bulldog francés, ingleses, perros con sobrepeso o perros obesos, muy musculosos, animales viejos y jóvenes, así como los que padecen alguna enfermedad.

La temperatura fisiológica de un perro varía de 38,3ᵒ C a C 39,4ᵒ . Cuando la temperatura ambiente es alta, los perros intentan regular su temperatura corporal jadeando. Si no logran disipar el calor con la suficiente rapidez, la temperatura corporal aumentará. Un aumento de la temperatura corporal por encima de 42,5 ° C puede provocar la muerte, ya que los órganos importantes del cuerpo como el corazón, el cerebro, el hígado y los riñones comienzan a destruirse.

Proteger del golpe de calor a los perros

La manifestación clínica de esta hipertermia se denomina golpe de calor y se considera una emergencia ya que puede provocar la muerte del animal.

Reconocer los síntomas iniciales del golpe de calor en nuestro perro es muy importante para el curso posterior del animal.

Inicialmente hay mucha falta de aire, latidos cardíacos rápidos, inestabilidad y decoloración de las encías (a menudo de color rojo intenso o pálido). Pueden producirse vómitos o diarrea, así como salivación. Luego hay una falta de coordinación de movimientos, desgana para moverse, convulsiones, letargo y sangrado.

Los signos anteriores pueden aparecer incluso a los pocos minutos de la hora y eventualmente conducir a la muerte del animal. Por eso el golpe de calor es una emergencia y debemos actuar lo antes posible. Primero mueva al perro a un lugar sombreado y llame a su veterinario.

Primeros auxilios para golpes de calor

Hasta que lo lleven al veterinario, puede rociar al perro con agua fría pero no helada, ponerle compresas de agua en las axilas o entre las patas traseras, la espalda y el cuello. Encienda el aire acondicionado o use un ventilador para eliminar el aire caliente alrededor del animal.

Es importante que el agua que utilices no esté congelada porque tendrá el efecto contrario ya que provoca vasoconstricción y por tanto impide la eliminación del calor del cuerpo o puede provocar hipotermia y shock en el organismo por un descenso brusco de temperatura con consecuencias desagradables. para el animal.

Luego, el veterinario se hará cargo del cuidado y tratamiento adicional del animal. La presentación oportuna al veterinario aumenta las posibilidades de un mejor resultado del incidente. Entonces, el paso más importante para el golpe de calor es la prevención adecuada, tomando de antemano los recaudos para proteger al perro del calor.

Evite la actividad física extenuante de sus animales al mediodía, proporcione siempre mucha agua fría y sombra y nunca deje a sus mascotas solas en el automóvil, incluso si tiene las ventanas abiertas.
            
+54 11 3732 9172 / ☎ +54 11 6991 5721           
Contáctese con nosotros para conocer los ejemplares que tenemos para ofrecerle.